Inicio Base de datos Publicación e informes Consejos de salud para las temperaturas calurosas durante el brote de COVID-19

Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).
Publications and Reports

Consejos de salud para las temperaturas calurosas durante el brote de COVID-19

Descripción

La frecuencia, la intensidad y la duración de las olas de calor están aumentando, con una tendencia significativamente intensificada en la región europea, que es motivo de preocupación para la salud pública. Debido al cambio climático, el potencial de exposición peligrosa al calor extremo ha empeorado en las últimas décadas y continuará empeorando en el futuro. Estudios recientes han estimado que la probabilidad de ola de calor ha aumentado para 31 ciudades europeas (capitales de la Unión Europea más Londres, Moscú, Oslo y Zúrich), y encontraron que todas las áreas metropolitanas europeas investigadas serán más vulnerables al calor extremo en las próximas décadas. El consenso científico es que el cambio climático aumentará la carga de enfermedades relacionadas con el calor si no implementamos niveles fuertes de adaptación. Esto también es de gran importancia para evitar imponer una carga adicional a los sistemas de atención sanitaria en un momento en que ya están severamente estirados para tratar a los pacientes con COVID-19.

Durante los períodos de calor, es importante mantenerse fresco para evitar los efectos negativos para la salud del calor.

  • Mantente alejado del calor.
    Evite salir y hacer actividad extenuante durante el momento más caluroso del día. Aproveche los tiempos de compra especiales para grupos vulnerables siempre que esté disponible. Permanezca a la sombra, no deje niños o animales en vehículos estacionados, y si es necesario y posible, pase de 2 a 3 horas del día en un lugar fresco respetando la distancia física de al menos 1 metro.
  • Mantén tu casa fresca.
    Usa el aire nocturno para enfriar tu casa. Reduzca la carga de calor dentro del apartamento o la casa durante el día utilizando persianas o persianas y apagando tantos dispositivos eléctricos como sea posible.
  • Mantén tu cuerpo fresco e hidratado.
    Use ropa ligera y holgada y ropa de cama, tome duchas o baños frescos y beba agua regularmente, evitando las bebidas azucaradas, alcohólicas o con cafeína.
  • Mantente fresco durante el brote de COVID-19.
    Evite la exposición al sol o a temperaturas superiores a 25.°C, ya que no hay evidencia de que esto prevenga o cure la COVID-19, y aumenta su riesgo de quemaduras solares y enfermedades relacionadas con el calor. Puede contraer COVID-19 sin importar cuán soleado o caluroso sea el clima, así que protéjase a sí mismo y a los demás lávase las manos regularmente, tosiendo en el codo doblado o en un pañuelo, y evitando tocarse la cara.

Informacion de referencia

Contribuyente:
Oficina Regional para Europa de la OMS

Publicado en Climate-ADAPT Nov 22 2022   -   Última modificación en Climate-ADAPT Dec 06 2022

Acciones de Documento