Inicio Base de datos Publicación e informes Planificación urbana para la salud: experiencias de refuerzo de la resiliencia en 12 ciudades

Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).
Publications and Reports

Planificación urbana para la salud: experiencias de refuerzo de la resiliencia en 12 ciudades

Descripción

Las emergencias pueden convertirse en experiencias transformadoras para las ciudades: una oportunidad para repensar, replanificar y reconstruir, y para impulsar cambios que puedan hacerlos más saludables, sostenibles, equitativos y resilientes. Volver a lo «normal» puede no ser lo suficientemente bueno, en cambio, las ciudades deben esforzarse por construir mejores futuros urbanos. Este informe presenta los resultados de una serie de entrevistas con ciudades de la Región Europea de la OMS, cuyo objetivo fue recopilar información local sobre cómo establecer prioridades para ser más resilientes y prepararse para (o responder a) crisis ambientales y sanitarias. Se realizaron entrevistas con representantes de los gobiernos locales involucrados en la planificación urbana, el medio ambiente o las áreas de salud. Se centraron en cómo las ciudades habían abordado la planificación urbana y el diseño de infraestructura como respuesta a desastres específicos, o de manera preventiva para los futuros, y cómo estos esfuerzos podrían contribuir a futuros urbanos más saludables y sostenibles.

Un total de 12 ciudades de estudio de caso en 11 países de la Región Europea de la OMS fueron entrevistadas mediante un cuestionario enviado con antelación. Incluían tres pequeñas (<100 000 ciudadanos), cinco medianas (100 000-500 000 ciudadanos) y cuatro grandes ciudades (> 500 000 ciudadanos). De ellos, 10 habían experimentado al menos un evento de emergencia en la última década, incluyendo inundaciones importantes, incendios forestales, terremotos, huracanes, accidentes industriales, cortes de energía, olas de calor y tormentas de nieve. Varias ciudades habían experimentado múltiples desastres al mismo tiempo, una tendencia que probablemente continuará en el futuro. Estos eventos causaron una amplia gama de efectos, incluyendo impactos sustanciales en la salud. El análisis temático se aplicó a extractos de entrevistas para identificar temas, ideas y patrones comunes.

La preparación para emergencias es un elemento clave para construir la resiliencia de los sistemas de salud y otros sistemas, y un componente central de los marcos de gestión de emergencias. Por lo tanto, los extractos de la entrevista se analizaron utilizando cuatro fases distintas pero interconectadas de los marcos de gestión de emergencias. Estas incluyen dos fases que tienen lugar durante y después de una emergencia (respuesta y recuperación), y dos que se llevarán a cabo antes de una nueva huelga de emergencia (mitigación y preparación).

Al considerar la respuesta, las entrevistas pusieron de relieve el hecho de que las ciudades se enfrentan a una serie de desafíos con acciones tomadas durante una emergencia. Algunos se referían a los aspectos de gobernanza, colaboración y comunicación; por ejemplo, hacer frente a la falta de información y protocolos, colaborar con organismos gubernamentales a nivel regional o nacional y llegar efectivamente a la comunidad durante la crisis. La gestión de riesgos para la salud y la atención a los grupos vulnerables también se identificaron como principales desafíos durante la gestión de emergencias: los riesgos imprevistos para la salud ambiental pueden derivarse de determinadas catástrofes; los impactos en la salud mental pueden ser ignorados inicialmente, lo que lleva a una mayor atención más adelante; y las ciudades pueden experimentar una falta de material de emergencia durante momentos críticos. Si bien los sistemas de alerta temprana e información pueden contribuir a mitigar la salud y otros efectos de ciertos tipos de eventos, su alcance espacial y precisión pueden ser limitados, y algunas ciudades pueden no tenerlos en su lugar.

Los resultados de la entrevista identificaron algunos factores clave para la recuperación después del evento, incluido el acceso a recursos financieros y presupuestos de contingencia, cobertura de seguros, flexibilidad en las cadenas locales de suministro y distribución y conciencia social de las diferentes exposiciones y riesgos para la salud del entorno circundante. Además, las entrevistas describieron una serie de factores para construir la resiliencia que son críticos para una recuperación completa y rápida, incluida la inversión a largo plazo en infraestructura crítica, la transformación del modelo económico para depender más de las industrias sostenibles y ecológicas, y el control sobre la presión del desarrollo.

 

Informacion de referencia

Contribuyente:
Oficina Regional para Europa de la OMS

Publicado en Climate-ADAPT Nov 22 2022   -   Última modificación en Climate-ADAPT Dec 06 2022

Acciones de Documento