Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).

Zona atlántica

Países de la región

Regiones costeras de Portugal, España, Francia, Reino Unido e Irlanda, así como las regiones autónomas de Madeira y Azores (Portugal) y la comunidad autónoma de Canarias (España).

 

Marco normativo

1.    Programa de cooperación transnacional

El programa INTERREG V B para la zona atlántica 2014-2020 abarca una superficie ampliada en comparación con el anterior programa 2007-2013, incluidas las 38 regiones costeras atlánticas de Portugal, España, Francia, el Reino Unido e Irlanda y las regiones autónomas de Madeira y Azores en Portugal y la comunidad autónoma de Canarias en España.

El objetivo del programa es implementar soluciones a los desafíos regionales en los campos de la innovación, la eficiencia de los recursos, el medio ambiente y los bienes culturales, para permitir una mejor calidad de vida que se genere en el territorio de la Zona Atlántica. Para el período 2014-2020, el programa se centra en cuatro prioridades (que se articulan en siete objetivos):

  1. Estimular la innovación y la competitividad;
  2. Fomentar la eficiencia de los recursos;
  3. Reforzar la resiliencia del territorio ante los riesgos de origen natural, climático y humano;
  4. Mejorar la biodiversidad y los bienes naturales y culturales.

La adaptación al cambio climático está cubierta por la prioridad 3 y el objetivo correspondiente 3.1 «Fortalecimiento de los sistemas de gestión de riesgos». El principal cambio que se busca será mejorar la cooperación contribuyendo a reducir los riesgos y sus impactos y a reforzar la seguridad de la población y el medio ambiente, reforzando la resiliencia y la capacidad de planificación de las regiones atlánticas a nivel local y regional.

 

2.    Estrategias macrorregionales

En el caso de la zona atlántica, aunque no se haya desarrollado una verdadera estrategia macrorregional, se puede argumentar que la Estrategia Marítima Atlántica asume, en cierta medida, un papel similar, como marco para la cooperación económica y social transnacional entre las regiones atlánticas. La Estrategia y Plan de Acción Marítimos para la Zona del Océano Atlántico abarca la misma zona que la región transnacional atlántica, además de algunos territorios de ultramar (San Martín, Guadalupe y Martinica). Aborda el cambio climático y los riesgos de desastres como posibles obstáculos para el crecimiento sostenible, que aquí se abordan con estrategias para la generación de conocimiento. En particular, la observación, la cartografía y las previsiones de los océanos se consideran fundamentales para el crecimiento sostenible de las actividades económicas en la zona atlántica y la necesidad de servicios (públicos) de información y clima para los agentes que operan en la zona. La Comisión del Arco Atlántico, en el marco de la Conferencia de las Regiones Marítimas Periféricas (CPMR), abarca la mayoría de las regiones que participan en la zona atlántica. El trabajo en el Consejo del Arco Atlántico se centra principalmente en la aplicación de la Estrategia Marítima Atlántica.

 

3.    Convenios internacionales y otras iniciativas de cooperación

El Convenio OSPAR para la protección del medio marino del Atlántico Nordeste abarca una zona más amplia que la región transnacional de la zona atlántica de la UE, que incluye, además de tres regiones atlánticas (mares celtas, bahía de Vizcaya e costa ibérica, y Atlántico más amplio), también otras dos regiones: Aguas del Ártico y el Gran Mar del Norte. Bajo esta convención, el cambio climático (y la acidificación de los océanos) se aborda como una cuestión transversal en términos de generación de conocimiento, monitoreo de impactos y diseño de opciones de gestión con el objetivo de aumentar la resiliencia de los ecosistemas.

 

Ejemplos de proyectos financiados en el período 2014-2020

A continuación se presentan ejemplos de proyectos financiados por el Programa de Zona Atlántica 2014-2020.

El proyecto MyCOAST (2017-2021) tiene como objetivo proporcionar servicios climáticos para actividades económicas a lo largo de la costa del Área Atlántica. También tiene como objetivo crear un observatorio costero del cambio climático. Los usuarios destinatarios de los datos, servicios y herramientas que proporcionará el observatorio son actores involucrados en la gestión y prevención de riesgos costeros como inundaciones y erosión costera, aquellos en la gestión de problemas de calidad del agua y los responsables de la gestión de la seguridad marítima y la respuesta a incidentes de contaminación en la zona atlántica. Además, los datos del observatorio se utilizarán para aumentar la concienciación sobre estos riesgos en la zona atlántica y para identificar y promover oportunidades para los sectores privados, por ejemplo, relacionados con la acuicultura, el transporte marítimo y los proveedores de energía eólica.

El proyecto PRIMROSE (Predicción del riesgo y el impacto de los eventos nocivos en el sector acuícola) (2017-2020), proporcionará conocimientos para la gestión de los riesgos relacionados (entre otras cosas) con los peligros climáticos en el sector acuícola, generando un sistema para la previsión transnacional de riesgos a corto y medio plazo y una evaluación a largo plazo de los impactos climáticos en las floraciones y patógenos nocivos de algas. Este pronóstico mejorado incluirá evaluaciones del riesgo microbiano y los impactos del cambio climático, además de las predicciones de floración de algas. Los 10 socios del proyecto incluyen organizaciones de investigación académica de los cinco países que participan en el Programa de Área Atlántica y representantes de los sectores de la pesca y la acuicultura en el Reino Unido y España. Aunque la adaptación no se aborda explícitamente, el cambio climático es una de las presiones sobre los ecosistemas marinos que también se considera en términos de desafíos planteados por las especies invasoras.

El proyecto Risk-AquaSoil (Plan de gestión del riesgo Atlántico en agua y suelo) (2017-2019) tiene como objetivo definir un plan de gestión integral de los riesgos climáticos relacionados con el suelo y el agua para mejorar la resiliencia de las zonas rurales atlánticas. El plan de gestión abarca el diseño de servicios de alerta temprana y diagnóstico, y el desarrollo y ensayo de estrategias innovadoras para una mejor gestión del suelo y el agua teniendo en cuenta los riesgos asociados al cambio climático. Las partes interesadas y las comunidades locales participarán en actividades de capacitación y desarrollo de capacidades, así como en sistemas de gestión de riesgos y de indemnización por daños.