Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).
3

Determinar opciones de adaptación

Un plan de acción detallado en el que se expongan cómo, cuándo y por quién deben aplicarse medidas de adaptación específicas es crucial para lograr la adaptación sobre el terreno. Para desarrollar este plan de acción es importante identificar posibles opciones de adaptación (en esta etapa) y reducirlas (véase el paso 4).

Esta medida ayuda a las autoridades nacionales y subnacionales a identificar posibles opciones de adaptación y a recopilar información pertinente sobre estas opciones en una cartera, lo que facilitará una mayor priorización de las opciones.

Las opciones de adaptación tienen por objeto abordar las preocupaciones previamente identificadas también derivadas de la vulnerabilidad al cambio climático y las evaluaciones de riesgos (véase la etapa 2) para lograr que los efectos negativos o adversos del cambio climático a un nivel aceptable y puedan reducir los riesgos. Además, las opciones de adaptación pueden permitir aprovechar cualquier oportunidad positiva que surja del cambio climático. Las opciones de adaptación pueden ir desde acciones que fomenten la capacidad de adaptación (por ejemplo, creación de conocimientos e intercambio de información, creación de marcos institucionales de apoyo) o establecer sistemas de gestión y mecanismos de apoyo (por ejemplo, una mejor planificación de la ordenación de la tierra, mecanismos de seguros) hasta acciones de adaptación implementadas sobre el terreno, por ejemplo, medidas físicas o basadas en los ecosistemas. Este paso facilita la exploración de posibles opciones de adaptación y ayuda a identificar acciones relevantes.

Las opciones de adaptación se pueden clasificar en medidas grises, verdes y suaves. Las medidas grises se refieren a soluciones tecnológicas y de ingeniería para mejorar la adaptación del territorio, las infraestructuras y las personas (por ejemplo, la renovación de edificios; mejorar las defensas contra las inundaciones, aumentar las capacidades de los sistemas de alcantarillado).

Las medidas ecológicas se basan en el enfoque ecosistémico (o basado en la naturaleza) y hacen uso de los múltiples servicios prestados por los ecosistemas naturales para mejorar la resiliencia y la capacidad de adaptación (por ejemplo, la implementación o ampliación de infraestructura verde para la gestión de escorrentías de agua o la moderación del microclima, la ampliación de los ríos y la creación de amortiguadores naturales de retención de agua).

Las opciones flexibles incluyen medidas políticas, jurídicas, sociales, de gestión y financieras que pueden alterar el comportamiento humano y los estilos de gobernanza, contribuyendo a mejorar la capacidad de adaptación y a aumentar la conciencia sobre las cuestiones relacionadas con el cambio climático. Medidas de adaptación «blancas», incluidos los siguientes tipos: gestión (por ejemplo, introducir el trabajo flexi-time durante las olas de calor; facilitar el trabajo desde casa), estratégico (por ejemplo, encargar un nuevo edificio con un diseño resistente al clima como parte del programa de construcción de capital planificado) o temporal (por ejemplo, usar paraguas grandes para reducir el aumento del calor solar).

Existen otras formas de clasificar las opciones de adaptación; el propuesto por el IPCC en su informe del GT II AR5 es uno de los más comúnmente aceptados (véase el Capítulo 14: Necesidades y opciones de adaptación). Opciones de adaptación de grupos del IPCC en tres categorías principales, divididas además en subcategorías: opciones estructurales y físicas, opciones sociales y opciones institucionales. Se utiliza el siguiente sistema de clasificación:

  • B) Institucional
    • Opciones económicas
    • Políticas y programas gubernamentales
    • Leyes y reglamentos
  • Social
    • Comportamiento
    • Opciones educativas
    • Información
  • Estructural/físico
    • Opciones de entorno diseñadas y construidas
    • Opciones tecnológicas
    • Opciones basadas en el ecosistema
    • Opciones de servicio

Las opciones de adaptación pueden estar dirigidas a:

  • aceptar los impactos y soportar las pérdidas resultantes de los riesgos (por ejemplo, gestionar la retirada del nivel del mar),
  • compensar las pérdidas compartiendo o distribuyendo los riesgos o pérdidas (por ejemplo, a través de un seguro),
  • evitar o reducir la exposición a riesgos climáticos (por ejemplo, la construcción de nuevas defensas contra las inundaciones, o el cambio de ubicación o actividad),
  • explotar nuevas oportunidades (por ejemplo, participar en una nueva actividad o cambiar las prácticas para aprovechar las condiciones climáticas cambiantes).

Las opciones de adaptación deben abarcar una amplia gama de cuestiones, entre ellas las cuestiones tecnológicas, informativas, organizativas, de comportamiento, basadas en los ecosistemas y socioeconómicas a diversos niveles de gobernanza, sectoriales e intersectoriales. Existen límites a la adaptación y capacidad de adaptación para algunos sistemas humanos y naturales al calentamiento global de 1,5.°C, con pérdidas asociadas. Una vez identificadas las principales preocupaciones, se recogerán las posibles opciones de adaptación.

Esta sección facilita la exploración de posibles opciones de adaptación y ayuda a identificar las acciones relevantes y sus posibles beneficios colaterales.

Además, el Informe Especial de la CIPF sobre el calentamiento global de 1,5.°C llega a la conclusión de que existe una amplia gama de opciones de adaptación para reducir los riesgos climáticos.

La creación de capacidad de adaptación implica el desarrollo de la capacidad de las personas y los sistemas para responder eficazmente al cambio climático. Esto incluye recopilar y compartir información de las siguientes áreas:

  • acceder a los resultados de la investigación o participar en proyectos de investigación,
  • supervisar los datos y las fuentes de información pertinentes, y
  • sensibilización mediante la educación, el intercambio de experiencias e iniciativas de formación, y
  • creación de un marco institucional de apoyo, por ejemplo:
    • cambio de normas,
    • modificación de la legislación,
    • establecimiento de mecanismos de financiación
    • proporcionar orientación sobre buenas prácticas, y
    • desarrollar políticas, planes y estrategias adecuadas.

Al compilar las medidas debe prestarse atención a:

  • elegir opciones de adaptación que respondan a las vulnerabilidades identificadas,
  • incluir también soluciones no convencionales e innovadoras (hacer negocios como de costumbre a menudo dificulta la adaptación),
  • crear una buena combinación de diferentes tipos de opciones (por ejemplo, técnicas y no técnicas);
  • poner objetivos a largo plazo por encima de los intereses políticos a corto plazo.

Por favor, explore las opciones de adaptación aquí.

Elementos de la base de datos Climate-ADAPT

Relevant tile