Inicio Base de datos Casos concretos Funcionamiento del plan portugués de las olas de emergencia

Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).
Casos de estudio

Funcionamiento del plan portugués de las olas de emergencia

Funcionamiento del plan portugués de las olas de emergencia

La evidencia de que las temperaturas elevadas pueden conducir a un aumento de la mortalidad y la morbilidad está bien documentada, y la vulnerabilidad de la población es específica de la ubicación. Los ancianos son particularmente vulnerables al estrés por calor extremo. Al ser parte de la Península Ibérica, Portugal tiene un clima mediterráneo suave. Las proyecciones del cambio climático indican que el número de días con calor extremo en Portugal aumentará con áreas urbanas más sensibles. Si las poblaciones futuras se urbanizan más y el número de ancianos sigue aumentando, es probable que el problema de la mortalidad relacionada con el calor se vuelva más grave.

Durante la ola de calor de 2003 en Europa, Portugal fue uno de los pocos países que ya contaba con un sistema de alerta temprana: pero solo para Lisboa, la capital. Tras la ola de calor de 2003, el Plan Portugués de Contingencia de Olas de Calor se estableció y ha estado en funcionamiento cada año de mayo a septiembre. Se trata de un plan nacional que abarca todo el Portugal continental. El objetivo del actual Plan Portugués de Contingencia de Olas de Calor es prevenir los efectos adversos para la salud del estrés por calor en la población durante períodos de temperaturas elevadas. Las alertas diarias son factores clave para la aplicación exitosa de este plan; indican qué medidas de protección deben llevarse a cabo para proteger a la población durante períodos de temperaturas elevadas.

Descripción de casos de estudio

Desafíos

La vulnerabilidad de la población a temperaturas elevadas depende del estado de salud y las condiciones socioeconómicas del individuo, el sistema de salud, la ubicación específica y la frecuencia con la que se producen temperaturas extremas en ese lugar. Cada uno de estos es un tema complejo y desafiante. La implementación exitosa de un plan nacional de contingencia de olas de calor requiere que se conozca, supervise y se tomen medidas correctivas sobre todos estos temas cuando sea necesario.

La exposición a temperaturas elevadas se asocia con un aumento de la mortalidad y la morbilidad. La evidencia de estudios de series temporales en ciudades europeas muestra una clara asociación entre las temperaturas elevadas y la mortalidad por condiciones respiratorias. Se sabe que las personas mayores son particularmente vulnerables durante las temperaturas extremas del verano. Esto último es atribuible a la reducción de las respuestas termorreguladoras en estos sujetos y, en algunos casos, a la presencia de enfermedades crónicas, movilidad limitada y no autosuficiente.

Las proyecciones del cambio climático indican que el número de días con calor extremo en Portugal aumentará con áreas urbanas más sensibles. Si las poblaciones futuras se urbanizan más y el número de ancianos sigue aumentando, es probable que el problema de la mortalidad relacionada con el calor se vuelva más grave.

Objetivos

El objetivo principal del Plan Portugués de Contingencia de Olas de Calor es prevenir los impactos adversos en la salud de las temperaturas elevadas, teniendo en cuenta también los posibles impactos del cambio climático. Esto se logra proporcionando información oportuna y pertinente a las autoridades locales para que puedan llevar a cabo evaluaciones de riesgos y medidas correctoras adecuadas. Se presta especial atención a la población de edad avanzada. Este Plan establece funciones y funciones para las instituciones gubernamentales a nivel nacional, regional y local. Aunque está coordinado centralmente por la Dirección General de Salud, cuenta con una estructura operativa descentralizada.

Soluciones

Entre los principales elementos y acciones previstos por el Plan figuran los siguientes:

  • Definición de roles y responsabilidades para cada autoridad involucrada en la operación del Plan. Dentro del Sector de la Salud, las funciones y responsabilidades involucran los niveles nacional, regional y municipal. El Plan también establece protocolos de operaciones con otros sectores como los Servicios de Protección (incluidos los Servicios Metrológicos) y los Servicios Sociales.
  • Alertas diarias al público en general sobre el estado de peligro relacionado con la temperatura extrema y las olas de calor. Se consideran tres posibles niveles de alerta: (I) Verde, indicando temperaturas normales para esa época del año; II) Amarillo, indicando que las temperaturas son altas y pueden causar efectos adversos para la salud en la población más sensible; (III) Rojo, que indica temperaturas extremadamente altas que pueden causar efectos adversos significativos para la salud.
  • Para cada nivel de alerta se establecen medidas de protección específicas para reducir los posibles efectos adversos para la salud; por ejemplo, durante un nivel de alerta roja: (a) Informar a la población en general, los establecimientos de salud, los servicios sociales y los canales de comunicación pertinentes del nivel de alerta y recomendar qué medidas de protección (es decir, beber agua) pueden aplicarse para reducir el estrés térmico; B) Mejorar los canales de comunicación entre el sector de la salud y otros sectores; (C) Articular con servicios de respuesta de emergencia para promover el transporte a unidades de emergencia en hospitales y lugares temporales con acceso a aires acondicionados; D) Garantizar que los grupos de población vulnerables no estén solos durante este período; e) Velar por que las unidades de respuesta a emergencias del establecimiento sanitario dispongan de capacidad adicional.
  • Especial atención a los grupos de población vulnerables. El Plan define diversas actividades de capacitación y comunicación dirigidas a las poblaciones vulnerables.
  • Monitoreo de mortalidad y morbilidad asociada a períodos de estrés por calor.
  • Informar al Ministro de Salud y al público en general sobre las actividades desarrolladas durante el año en el marco del Plan de Contingencia de Olas de Calor.
Relevancia

Case mainly developed and implemented because of other policy objectives, but with significant consideration of Climate Change Adaptation aspects

Información adicional

Participación de partes interesadas

Las instituciones gubernamentales a nivel nacional, regional y local participaron en la elaboración del Plan y trabajaron conjuntamente asumiendo diferentes funciones durante las diversas etapas de la operación del Plan. Esto también incluye a profesionales de la salud, hospitales y otro personal de emergencia. Se emiten comunicaciones sobre los niveles de alerta y las correspondientes acciones de reducción de riesgos requeridas a los medios de comunicación. El material impreso sobre cómo reducir los riesgos está ampliamente disponible en clínicas y otros lugares dirigidos a grupos vulnerables, como los hogares de los ancianos. La información también está disponible en línea en el sitio web de la Dirección de Salud, así como en el sitio web de las autoridades sanitarias regionales.

Factores de éxito y limitantes

El sistema de alerta es bien conocido a nivel nacional y ha sido capaz de identificar los principales episodios de olas de calor en Portugal. La forma en que esto ha reducido los efectos adversos para la salud es más difícil de evaluar, y actualmente no hay información disponible.

El Plan ha estado en funcionamiento a nivel nacional desde 2004; durante este período se han realizado varios ajustes para permitir una mejor aplicación. Uno de los cambios más importantes fue cambiar las tareas de implementación del gobierno central a los gobiernos regionales y locales, permitiendo así evaluaciones de riesgos más realistas y respuestas más rápidas dentro del sistema de salud.

Otro cambio importante fue la introducción de diferentes valores de corte de temperatura utilizados para desencadenar alters en cada región. Sin embargo, esta es una parte del Plan que aún podría beneficiarse de una información más refinada. La definición actual de una ola de calor (o período con calor extremo) se basa en la comparación estadística del clima previsto con los datos climáticos previstos para ese período en esa región. La realización de evaluaciones en cada región para determinar el umbral basado en la sensibilidad de la población local y el clima probablemente sería más eficiente.

Costes y beneficios

El Plan está financiado en su totalidad por el Ministerio de Salud. El personal que trabaja en este Plan también trabaja en otras áreas de la atención primaria de salud, por lo que es muy difícil estimar los costos y recursos asociados con el Plan.

Por definición, los beneficios de este Plan son la prevención de efectos adversos para la salud. Medir estos beneficios es muy difícil y aún no se ha calculado.

El Plan de Contingencia de Olas de Calor es un Plan nacional desarrollado, financiado e implementado por el Ministerio de Salud.

Tiempo de implementación

Tras la ola de calor de 2003, el Plan Portugués de Contingencia de Ola de Calor se estableció y ha estado en funcionamiento todos los años, desde 2004, de mayo a septiembre.

Tiempo de vida

Se supone que las acciones previstas en el Plan continuarán a largo plazo. Está prevista una revisión del Plan para 2016-2017.

Informacion de referencia

Contacto

Paulo Diegues
Jefe de la División de Medio Ambiente y Salud Laboral
Dirección General de Salud
E-mail: diegues@dgs.pt

Referencia
Portuguese Health Ministry – Health General Directorate

Publicado en Climate-ADAPT Nov 22 2022   -   Última modificación en Climate-ADAPT Dec 06 2022


Póngase en contacto con nosotros para cualquier otra consulta sobre este caso de estudio o para compartir un nuevo caso (correo electrónico climate.adapt@eea.europa.eu )

Acciones de Documento