Inicio Base de datos Casos concretos Corredor verde bajo del Danubio: recuperación de llanuras aluviales para la protección contra inundaciones

Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).
Casos de estudio

Corredor verde bajo del Danubio: recuperación de llanuras aluviales para la protección contra inundaciones

Corredor verde bajo del Danubio: recuperación de llanuras aluviales para la protección contra inundaciones

En 2000, los gobiernos de Bulgaria, Rumanía, Ucrania y Moldavia se comprometieron a trabajar juntos — con la firma del Acuerdo del Corredor Verde del Bajo Danubio — para establecer un corredor verde a lo largo de toda la longitud del río Bajo Danubio (~1,000 km). Todos los socios reconocieron la necesidad y la responsabilidad compartida de proteger y gestionar el Bajo Danubio de manera sostenible. El Acuerdo del Corredor Verde del Bajo Danubio tenía por objeto proteger y restaurar los humedales a lo largo del río y reconectar el río con sus zonas naturales de inundación, reduciendo los riesgos de grandes inundaciones en zonas con asentamientos humanos y ofreciendo beneficios tanto para las economías locales, como a través de la pesca, el turismo y los ecosistemas a lo largo del río. Los resultados actuales de la iniciativa muestran que los proyectos de restauración han proporcionado muchos beneficios, incluida la mejora de la capacidad natural para retener y liberar las aguas de inundación, la mejora de la biodiversidad y el fortalecimiento de las economías locales mediante la diversificación de los medios de vida basados en los recursos naturales. Se espera que las medidas implementadas aumenten la resiliencia de los sistemas naturales y las sociedades locales en la gestión de la variabilidad climática actual y los posibles impactos de un mayor cambio climático.

Descripción de casos de estudio

Desafíos

La agricultura, la silvicultura y el transporte han afectado la naturalidad del Bajo Danubio. Durante la segunda mitad del siglo XX, cerca de tres cuartas partes de las llanuras de inundación del Bajo Danubio fueron cortadas del río principal por diques y se transformaron en áreas agrícolas, con impactos posteriores en los regímenes de inundación. Además, grandes partes del Danubio estaban experimentando erosión del lecho del río debido a la extracción de grava, dragado y construcción de presas, lo que contribuyó a una reducción de las capas freáticas en las tierras agrícolas adyacentes. La eutrofización resultante de la contaminación antropogénica ha afectado gravemente al Danubio y, en particular, a los tramos inferiores del río. La conversión de los bosques de llanura de inundación a la agricultura y las plantaciones híbridas de álamos de monocultivo ha llevado a eventos de inundación más extremos. En 2002, 2005, 2006, 2009, 2010, 2013 y 2014 se produjeron grandes inundaciones en la cuenca del río Danubio.

Se espera que el cambio climático aumente aún más el riesgo de inundación en toda la cuenca del Danubio, en términos de intensidad, duración y frecuencia de los acontecimientos. También hay una mayor posibilidad de eventos de inundación repentina durante los períodos secos. Sin embargo, existe una considerable incertidumbre en la cuantificación de futuras inundaciones debido a las deficiencias en la estimación de las precipitaciones futuras.

Objetivos

El Acuerdo sobre el Corredor Verde del Bajo Danubio tiene por objeto:

  • preservar un total de 935.000 hectáreas, incluida una mayor protección para 775.000 hectáreas de zonas protegidas existentes y una nueva protección para otras 160,000 hectáreas;
  • restaurar 224.000 hectáreas de llanura natural de inundación;
  • promover el uso y el desarrollo sostenibles a lo largo de los 1,000 km aguas abajo del Danubio, incluido el Delta del Danubio.

La restauración de las llanuras de inundación está destinada a proporcionar espacio para retener y liberar de manera segura las aguas de inundación.

Soluciones

En el Acuerdo del Corredor Verde del Bajo Danubio, los gobiernos de Bulgaria, Rumania, Moldavia y Ucrania acordaron restaurar 224.000 hectáreas de llanura de inundación, como parte de un área preservada más amplia de 935.000 hectáreas que forman el Corredor Verde del Bajo Danubio. Se espera que estos ambiciosos objetivos se alcancen en una perspectiva a largo plazo.

Para 2020, la restauración estaba en marcha en aproximadamente 60.000 hectáreas de llanuras de inundación en el Bajo Danubio. Se han eliminado diques, lo que permite que el río reanude su curso natural. Las especies de vegetación invasoras han sido despejadas. Decenas de miles de árboles nativos han sido plantados en docenas de sitios pequeños. Esto está ayudando a los bosques a regenerarse naturalmente sobre un área mucho más grande. En Rumania, 6.000 hectáreas de llanuras de inundación en las islas de Babina y Cernovca, Mahmudia, Balta Geraiului, Gârla Mare — Vrata han sido o están siendo reconectados con el río, creando un mosaico de hábitats. A medida que se han restablecido los procesos naturales, numerosas especies de aves han regresado y las poblaciones de peces han aumentado. En la isla Tataru, en Ucrania, se trajeron razas de ganado tradicionales para controlar las especies invasoras. Se retiraron diques para permitir que 750 hectáreas de tierra se inundaran de forma natural, proporcionando rica alimentación, cría y zonas de desove para la vida silvestre. A día de hoy, todavía están en curso algunos proyectos de restauración, como los de Gârla Mare y Vrata, que tendrán un impacto en una superficie de 2 000 hectáreas.

El desmantelamiento de diques de protección contra inundaciones de bajo rendimiento y la restauración de las llanuras de inundación están contribuyendo a una retención más segura y eficaz del agua de inundación, a unos servicios ecosistémicos de agua dulce más robustos y fiables, a reducir los costos de mantenimiento de la infraestructura y a fortalecer las economías locales mediante la diversificación de los medios de vida basados en los recursos naturales. Durante la inundación de 2013 en el Danubio, a lo largo del Danubio Inferior no hubo inundaciones, aunque el agua estaba por encima del nivel medio.

Relevancia

Case mainly developed and implemented because of other policy objectives, but with significant consideration of Climate Change Adaptation aspects

Información adicional

Participación de partes interesadas

WWF ha asumido la responsabilidad de la iniciativa del Corredor Verde del Bajo Danubio como parte del Programa Planeta Vivo de WWF, cuyo objetivo es asegurar la conservación de importantes recursos biológicos y ecosistemas en el próximo milenio. En el proyecto del Corredor Verde del Bajo Danubio, WWF trabaja en estrecha colaboración con los gobiernos de los países -Bulgaria, Rumania, Moldavia y Ucrania- que firmaron el Acuerdo, así como con las partes interesadas locales. Para lograr los objetivos, cada país preparó un plan de acción en el que se designaron áreas adicionales de llanura de inundación para la protección y restauración. Estos planes de acción describían para cada área designada qué medidas específicas eran necesarias y qué medidas debían adoptarse para llevar a cabo estas medidas.

Las partes interesadas interesadas apoyaron un intercambio periódico de información, mediante reuniones y el establecimiento de puntos de contacto en los Ministerios de Medio Ambiente en los cuatro países participantes, a fin de lograr una protección eficaz del Corredor Verde del Bajo Danubio. WWF desempeñó un papel facilitador para aumentar la comunicación y la cooperación entre los países del Corredor Verde del Bajo Danubio. También apoyó la implementación de proyectos de restauración concretos, como modelos que se ampliarán.

Tanto a los ciudadanos como a las ONG medioambientales se les ofreció la oportunidad de desempeñar un papel activo en los procesos de toma de decisiones. WWF ha llevado a cabo campañas de sensibilización y también ha involucrado directamente al público en general y a las ONG en el proceso de toma de decisiones en el área del proyecto. Se ha realizado un cabildeo activo a nivel nacional e internacional para impulsar la implementación del Corredor Verde del Bajo Danubio.

Además, se pidió a los asociados a nivel local y nacional e internacional, es decir, el FMAM, el PNUD, el PNUMA, el Banco Mundial, la UE, el Fondo Mundial para la Infancia, la UICN, la Convención de Ramsar y otros gobiernos (a saber, Alemania, Austria, Dinamarca y los Países Bajos), que solicitaran su cooperación y asistencia en la creación y el mantenimiento de un corredor verde del Danubio inferior. La financiación principal procedía de WWF, los gobiernos nacionales, la UE y el sector empresarial.

Hoy en día, debido a los cambios políticos, el principal desafío para las actividades de WWF es, además, convencer a las autoridades sobre los efectos multibeneficios de las soluciones basadas en la naturaleza, como la llanura de inundación y la restauración de humedales para aumentar la resiliencia al cambio climático.

Factores de éxito y limitantes

Los acuerdos internacionales para una mejor gestión del agua y los ríos han sido una poderosa herramienta para el cambio en la cuenca del río Danubio. El restablecimiento de la resiliencia natural del medio ambiente ante los fenómenos climáticos (en este caso, la adaptación a gran escala) mediante el desmantelamiento de la infraestructura hídrica deficiente y, por lo tanto, la mejora de la capacidad natural para retener y liberar los picos de inundación, aporta beneficios adicionales tanto para la naturaleza como para las personas. Las nuevas oportunidades para el ecoturismo, la pesca, el pastoreo y la producción de fibras fortalecen las economías locales. La mayor calidad resultante de los hábitats atrae a una gama más amplia de especies, incluidas las en peligro de extinción.

El Acuerdo del Corredor Verde del Bajo Danubio sirvió como una base excelente para traducir las decisiones gubernamentales en acciones. En países como Rumanía y Bulgaria, la aplicación de la red Natura 2000 contribuyó significativamente al aumento de la superficie protegida. Además, la armonización de la legislación medioambiental con los requisitos de la UE, especialmente la aplicación de la Directiva marco sobre el agua, abrió nuevas oportunidades para restablecer la conectividad lateral. En otros casos, la necesidad de las comunidades locales de tener acceso a recursos naturales mejorados fue el principal impulsor.

La debida atención a la cuestión de la propiedad de la tierra fue la clave del éxito en el proyecto. En cada proyecto de restauración, unos pocos a una docena de terratenientes, dependiendo del tamaño de la zona de restauración, tuvieron que estar convencidos de que un cambio en el uso de la tierra sería beneficioso para ellos. En el caso de los terratenientes privados, es importante asegurarse de que no pierdan los derechos de propiedad. WWF inició dos proyectos piloto en Rumania, donde las comunidades locales y los individuos dieron sus tierras para ser inundadas. El factor desencadenante de aceptar un cambio tan riguroso en el uso de la tierra fue la comprensión de los beneficios derivados de la transformación de las tierras cultivables improductivas en humedales. Es probable que la ejecución de los proyectos de restauración se acelere si existan mecanismos financieros para los propietarios de tierras (como la financiación de la UE para la restauración de llanuras de inundación); sin embargo, este no es el caso en ninguno de los países participantes.

Otro factor de éxito fue que una organización independiente con conocimientos, en este caso, WWF, tomó la iniciativa. Siguió haciendo esfuerzos para reunir a los países, proporcionando apoyo técnico y financiero para reuniones y documentos de antecedentes, alentando a los gobiernos a mantenerse comprometidos, etc. El argumento más convincente para firmar el acuerdo fue la necesidad de tener un enfoque holístico en la conservación de la naturaleza y la protección del medio ambiente para el Bajo Danubio. Ciertamente, la disponibilidad de recursos financieros ha sido importante, pero al final, se cree que la voluntad política en cada país es el factor decisivo para pasar realmente a la implementación a mayor escala.

Costes y beneficios

Se estima que la restauración de las llanuras de inundación a lo largo del Corredor Verde del Bajo Danubio costará 183 millones de euros.

La restauración de los humedales no solo es importante para la naturaleza, sino también para los seres humanos en términos de servicios ecosistémicos. La amplia gama de beneficios que proporciona la restauración incluyen la gestión de inundaciones y sequías a través de la retención y liberación lenta de agua, la purificación del agua a través de la filtración, la producción de recursos naturales (por ejemplo, peces y cañas), el apoyo a actividades recreativas y muchos otros. Estos beneficios ecosistémicos también proporcionan beneficios económicos, como evitar daños por inundaciones.

Los ingresos anuales previstos a través de los servicios ecosistémicos (control de inundaciones, purificación de agua, reposición de aguas subterráneas, retención de sedimentos y nutrientes, reservorios de biodiversidad, recreación, turismo, etc.) procedentes de llanuras de inundación restauradas se estimaron en 111,8 millones EUR al año. Se estima que cada hectárea de llanura de inundación restaurada proporcionará 500 EUR al año en servicios ecosistémicos, ayudando a diversificar los medios de vida de la poblaciónlocal (Mansourian et al., 2019).

El Corredor Verde del Bajo Danubio encontró su base jurídica en:

  • El Plan de Acción Estratégico para la Protección y Restauración de la Cuenca del Danubio;
  • La estrategia de adaptación al clima de la cuenca del Danubio;
  • El Programa de Análisis Transfronterizo Transfronterizo del Programa de Reducción de la Contaminación de los Ríos del Danubio del FMAM;
  • Una serie de actividades relacionadas con los humedales en la cuenca del Danubio financiadas por el Programa Multibeneficiario de Medio Ambiente Phare de la UE, en las que se hizo hincapié en la necesidad de adoptar medidas para proteger y restaurar los humedales y los hábitats de llanura de inundación en toda la cuenca del Danubio;
  • La Convención sobre los humedales de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas (Ramsar, 1971);
  • La Convención sobre la Conservación de la Vida Silvestre y de los Hábitats Naturales en Europa (Bern, 1979);
  • La Estrategia Paneuropea de Paisaje y Diversidad Biológica;
  • Estrategias y compromisos nacionales para proteger la biodiversidad;
  • El Convenio sobre la cooperación para la protección y el uso sostenible del río Danubio (Sofía, 1994);
  • El refuerzo del principio de acción conjunta de los países del Danubio para proteger y restaurar la calidad del agua y las condiciones ambientales del ecosistema del río Danubio;
  • El Plan de Manejo de la Cuenca del Danubio.
Tiempo de implementación

El programa del Corredor Verde del Bajo Danubio comenzó en 2000 y está en curso desde entonces sin tiempo de finalización previsto.

Tiempo de vida

Las medidas destinadas a crear un corredor verde a lo largo del río Danubio inferior deben ser permanentes, si se mantienen adecuadamente.

Informacion de referencia

Contacto

Orieta Hulea
Conservation Director WWF International
Danube-Carpathian Programme
E-mail: ohulea@wwfdcp.ro 

Camelia Ionescu
Freshwater Project Manager
WWF Romania
E-mail: cionescu@wwf.ro 

Iulia Puiu
Project Manager for Wetland Restoration Projects
WWF Romania
E-mail: ipuiu@wwf.ro 

Referencia

WWF International Danube-Carpathian Programme

Publicado en Climate-ADAPT Nov 22 2022   -   Última modificación en Climate-ADAPT Dec 18 2023


Póngase en contacto con nosotros para cualquier otra consulta sobre este caso de estudio o para compartir un nuevo caso (correo electrónico climate.adapt@eea.europa.eu )

Acciones de Documento