Inicio Base de datos Casos concretos Zaragoza: combinar medidas de sensibilización y financieras para mejorar la eficiencia hídrica

Exclusion of liability

This translation is generated by eTranslation, a machine translation tool provided by the European Commission.

Website experience degraded
We are currently facing a technical issue with the website which affects the display of data. The full functionality will be restored as soon as possible. We appreciate your understanding. If you have any questions or issues, please contact EEA Helpdesk (helpdesk@eea.europa.eu).
Casos de estudio

Zaragoza: combinar medidas de sensibilización y financieras para mejorar la eficiencia hídrica

Zaragoza: combinar medidas de sensibilización y financieras para mejorar la eficiencia hídrica

El programa Zaragoza Water Saving City se inició en 1996 en respuesta a la escasez de agua y sigue en curso. Ha incluido campañas de sensibilización, la aplicación de ejemplos de buenas prácticas de reducción del consumo de agua y compromisos públicos voluntarios por parte de los ciudadanos y las empresas. Las tarifas del agua se revisaron para proporcionar desincentivos e incentivos que garanticen una recuperación completa de los costos, manteniendo al mismo tiempo la asequibilidad de los hogares de bajos ingresos. El programa también incluyó mejoras en la infraestructura de distribución de agua para reducir el desperdicio de agua. Después de 15 años (2010) la ciudad logró una reducción del consumo de agua en casi un 30 %, principalmente debido a cambios de comportamiento en el uso del agua. Tras esta importante reducción, las medidas aplicadas permitieron reducir ligeramente los niveles de consumo de agua. Estas medidas han ido acompañadas de varias campañas de sensibilización. La ciudad es ahora conocida en todo el mundo como líder en el campo del uso sostenible del agua.

Descripción de casos de estudio

Desafíos

Zaragoza es la quinta ciudad más grande de España y capital de la Comunidad Autónoma de Aragón, con una población de alrededor de 706.000 habitantes. La ciudad se encuentra en una región semiárida con una precipitación anual promedio de solo 314 mm, la mayoría de los cuales cae durante los fríos inviernos. En consecuencia, la escasez de agua es un problema grave para el municipio. Esto se hizo evidente a principios de la década de 1990, cuando una sequía prolongada resultó en restricciones al agua que causaron ira pública y consecuencias políticas a escala nacional. Desde que se produjeron varias sequías más, 2012 es el año más seco desde la década de 1940. Según el estudio PESETA IV, se prevé que el número de días secos consecutivos aumente significativamente en Europa meridional y central, en particular en verano, lo que posiblemente agravará el problema de la escasez de agua.

Objetivos

La ciudad de Zaragoza decidió actuar abordando la gestión del agua para satisfacer las necesidades de la economía en desarrollo y las demandas futuras de una población en crecimiento. La ciudad se alejó de la explotación continua de recursos limitados para frenar la demanda de agua y limitar las fugas de las redes de distribución. La escasez de agua ha sido un factor importante, pero las consideraciones financieras y económicas también han sido factores importantes.

Soluciones

Tras la escasez de agua a mediados de la década de 1990, el municipio de Zaragoza aumentó su suministro de agua y mejoró la gestión de la demanda de agua mediante el desarrollo de una «cultura de ahorro de agua». El Plan Estratégico Municipal 1996-2010 estableció un objetivo ambicioso de reducir el consumo total de agua de la ciudad de 84,7 Mm3 en 1995 a 65 Mm3 para 2010. En 2010 se inició la ejecución de un segundo Plan de Gestión del Agua y Mejora de la Calidad en Zaragoza, estableciendo una variedad de objetivos sobre el uso eficiente del agua recolectada y purificada, la seguridad en el suministro de agua y la satisfacción de los usuarios.

En 1996 el Ayuntamiento estableció una Comisión Municipal del Agua para supervisar la implementación de una serie de ambiciosas iniciativas de ahorro de agua a largo plazo, en consonancia con los objetivos establecidos. La Comisión sigue activa, aunque solo se hayan celebrado algunas reuniones. Las iniciativas promovidas por la Comisión incluyen: (I) el programa Zaragoza Water Saving City, (ii) una reforma completa del sistema de facturación del agua y (iii) inversiones para reducir las altas tasas de agua no contabilizada de la red de distribución de la ciudad.

El programa Zaragoza Water Saving City fue iniciado en 1996 por la ONG Fundación Ecologica y Desarollo (FED) con el apoyo del municipio. El programa se ejecutó en las siguientes fases:

  • Fase 1: «Pequeños pasos, grandes soluciones»; una amplia campaña de sensibilización para reducir el consumo de agua en los hogares, los edificios públicos y la actividad comercial mediante el cambio de comportamiento y la tecnología de ahorro de agua.
  • Fase 2: «50 buenas prácticas»; la implementación de 50 ejemplos de tecnologías y prácticas eficientes en el agua en parques, jardines, edificios públicos e industria para demostrar el rendimiento y alentar la adopción a una escala más amplia en toda la ciudad.
  • Fase 3: «Escuela para un uso eficiente del agua»; la difusión de guías de bolsillo entre los principales sectores consumidores de agua de la ciudad que describen las buenas prácticas de ahorro de agua identificadas en la Fase 2.
  • Fase 4: ‘100.000 compromisos’ — La invitación de ciudadanos y empresas a hacer públicos en línea compromisos para ahorrar agua a tiempo para la Expo Internacional «Agua y Desarrollo Sostenible» que se inauguró en Zaragoza en junio de 2008.

Otra iniciativa para reducir el consumo de agua en la ciudad tuvo como objetivo revisar la estructura de tarifas del agua para que sea más equitativa y responda a la demanda, con el objetivo de lograr la recuperación total de los costos a través de los ingresos, incluidos los costos directos de la prestación de servicios, así como los costos indirectos dentro del ciclo del agua de manera más general. Esto se hizo a través de:

  • una tarificación equitativa, garantizando que el coste del agua esté relacionado con los beneficios que aporta al usuario;
  • acceso asequible a los servicios básicos de agua para todos, incluida la disponibilidad de subsidios para los hogares vulnerables (pensionarios, desempleados, familias numerosas);
  • un incentivo para que el consumidor utilice el agua de manera eficiente, en forma de descuentos en la factura del agua que recompensan a los hogares que pudieron reducir su consumo anual de agua en un 10 % o más;
  • penalizar el consumo excesivo con precios más altos.

El sistema se ha mantenido y los precios se ajustan regularmente.

La tercera iniciativa promovió el tratamiento de las fugas de las tuberías de suministro de agua envejecidas de la ciudad. Se realizaron inversiones considerables en el control de las pérdidas de agua, incluida la rehabilitación de la red de tuberías (por ejemplo, entre 2010 y 2 019,65 km de la red de tuberías se han renovado), los controles de gestión de la presión y el mantenimiento muy necesario para los tanques de almacenamiento con fugas en los sótanos de los edificios de apartamentos. Aunque es pertinente, la longitud media anual del gasoducto renovado en los últimos 10 años (6,5 km/año) fue claramente inferior a la que tuvo lugar durante el período anterior, también debido a la crisis económica. Del mismo modo, la tasa de crecimiento de la red de distribución de agua disminuyó: en promedio, fue de 6,6 km/año entre 2010 y 2019, lo que es inferior al que tuvo lugar antes de la crisis económica (22,9 km/año).

En 2019, se aprobó la Estrategia de Zaragoza sobre Cambio Climático, Calidad del Aire y Salud (ECAZ 3.0), que incluye acciones específicamente relacionadas con el agua:

  • Acción 28 — Gestión sostenible del agua a partir del suministro de agua potable, que incluye: sustitución de tuberías de fibra de cemento por hierro dúctil, zonificación de la ciudad en hasta 90 zonas de suministro, campañas de sensibilización, sustitución de la antigua red de suministro en proyectos de renovación urbana, cambio de contadores de agua por las mejores tecnologías disponibles, sistemas alternativos al agua potable para riego
  • Acción 29: Gestión sostenible del agua a partir del saneamiento de las aguas residuales, que incluye: aumentar el porcentaje de sustitución de tuberías, purificar el 100 % del agua, consolidar el funcionamiento de las plantas de tratamiento y renovar sus instalaciones, adaptar las plantas de tratamiento a nuevos contaminantes, aumentar los controles en colectores (industrias), mejorar la concienciación sobre los derrames domésticos, mejorar el tratamiento del agua de lluvia, evaluar las contribuciones no reguladas de las zanjas.

Los resultados de estas campañas y medidas integrales redujeron el consumo de agua en Zaragoza de 180 litros per cápita por día (lpcd) en 1980, pasando de 136 lpcd en 2000, a solo 105 lpcd en 2010. En términos de ahorro total de agua, la ciudad superó su propio objetivo: en 2009, el consumo total de agua fue de 59,9 Mm3. Así, 15 años después del inicio de las iniciativas, la ciudad logró una reducción del consumo de agua en casi un 30 %, a pesar de un aumento del 12 % de la población al mismo tiempo. Después de varios años de disminución significativa, el consumo de agua continúa disminuyendo ligeramente en los años sucesivos, aunque con una tasa más lenta. En 2010, el consumo total de agua fue de 60,95 Mm3, mientras que en 2019 fue de 58,65 Mm3. El consumo diario per cápita disminuyó de 100 lpcd en 2011 y 2012 a alrededor de 94 lpcd en 2018 (datos proporcionados por el Ayuntamiento de Zaragoza).

Entre marzo de 2009 y enero de 2010, comenzó a suministrarse agua potable a otros 4 municipios (Fuentes de Ebro, Burgo de Ebro, Puebla de Alfindén y Pastriz) junto con Zaragoza. Además, en diciembre de 2016, se abasteció junto con los demás un quinto municipio adicional (Villanueva de Gállego). Los resultados de las iniciativas de ahorro de agua llevadas a cabo en Zaragoza son evidentes también por la evaluación de los volúmenes totales diarios de agua suministrada: se trata de 228 litros tanto en 2009 como en 2010 y 212 litros en 2019, lo que representa una reducción del 7 %.

Zaragoza se ha convertido en un modelo en el uso y gestión eficiente del agua, frente a los riesgos actuales y futuros de sequía.

La mayor parte de los logros se debió a los cambios en el comportamiento del uso del agua, que se produjeron en gran medida gracias a las actividades de sensibilización y promoción. Ya en la primera fase del programa Water Saving City, el porcentaje de ciudadanos conscientes de las posibles medidas de ahorro de agua había aumentado del 40 % al 72 %. La última campaña «Cuidamos cada gota» vincula el ahorro de agua doméstica y el cambio climático y se espera que apoye aún más la conciencia de los ciudadanos y los patrones de consumo sostenibles.

Otras iniciativas como el control de las fugas de la red de distribución de agua también desempeñaron un papel. Entre 2000 y 2010, el número de ráfagas de tubería se redujo de 750 a 350 en 2010, y las pérdidas del sistema en su conjunto se redujeron en más del 40 %, lo que significa que se ahorraron casi 20 Mm3 de agua cada año. En 2009, el volumen de agua filtrada fue de 20,37 Mm3 y en 2010 fue de 20,75 Mm3, mientras que en 2018 este volumen fue de 19,45 Mm3. Comparando el valor de 2018 con el promedio para los años 2009-2010, la reducción en el volumen de fugas es del orden de 1,1 Mm3/año.

La revisión de los aranceles tuvo menos influencia en la reducción del consumo de agua, pero sin embargo tuvo un gran impacto económico en los servicios de agua. Considerando que, en 1997, los ingresos procedentes de los consumidores de agua cubrían alrededor del 70 % del coste de abastecimiento y eliminación de aguas residuales, y que la cifra equivalente en 2006 se acercaba al 90 %; bien en el camino hacia el logro del objetivo de la recuperación completa de los costos. Esto ha permitido realizar inversiones muy necesarias en infraestructuras de servicios de agua, en particular en el tratamiento de aguas residuales. La evaluación más reciente de este componente parece no estar disponible públicamente.

Los resultados permiten concluir que la combinación de cambios en el comportamiento del uso del agua, la tecnología de eficiencia hídrica y la reducción de las fugas pueden generar ahorros suficientes para hacer innecesarias las nuevas y costosas infraestructuras de suministro de agua.

La ciudad también es promotora de proyectos de uso eficiente, suministro de calidad, promoción del agua del grifo, purificación de aguas residuales. También promueve la conservación y protección de sus ecosistemas vinculados al agua y los servicios ecosistémicos que prestan. Además de reducir el consumo de agua, la campaña «Cuidamos cada gota» busca sensibilizar a la población sobre la relación entre el consumo de agua y la mitigación del cambio climático. El agua utilizada día a día pasa por una serie de procesos intensivos de energía (almacenamiento, transporte, purificación, purificación...) que generan emisiones de CO2. Introducir tecnologías de ahorro de agua y cambiar los hábitos de consumo puede reducir estas emisiones y contribuir a mejorar el clima.

Relevancia

Case mainly developed and implemented because of other policy objectives, but with significant consideration of Climate Change Adaptation aspects

Información adicional

Participación de partes interesadas

El objetivo de reducir el agua utilizada por todos los tipos de consumidores requiere la cooperación de una amplia gama de partes interesadas. Las partes interesadas que participaron en la iniciativa fueron el Ayuntamiento de Zaragoza, la Comisión del Agua de Zaragoza (que está integrada por representantes de diferentes departamentos municipales, grupos de ciudadanos, sociedad civil organizada y otras partes interesadas), organizaciones no gubernamentales (Fundación Ecología y Desarrollo, Fundación para una Nueva Cultura del Agua (FNCA) y Fundación San Valero), empresas y residentes locales. Trabajar en estrecha colaboración con los representantes de las partes interesadas permitió identificar medidas realistas y aceptables de conservación del agua y aprovechó los canales de comunicación existentes para llegar a los miembros de los diferentes grupos destinatarios. Proporcionar a los ciudadanos la información, los medios y los incentivos para comprometerse activamente a salvar el agua aumentó la conciencia sobre los beneficios de contribuir a los objetivos generales de conservación de la ciudad.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza está colaborando con la ONG ECODES en diversas iniciativas destinadas a aumentar la sensibilización de los ciudadanos sobre la importancia de reducir al mismo tiempo el consumo de agua y las emisiones de CO2. El objetivo es crear una red de entidades colaboradoras que apoyen las acciones de sensibilización y proporcionen un efecto multiplicador entre sus socios, simpatizantes y grupos de interés.

Factores de éxito y limitantes

El éxito del enfoque de Zaragoza parece haber dependido en gran medida de la ejecución de las siguientes acciones:

  • Trabajar directamente con los representantes de las partes interesadas.
  • El establecimiento de una unidad central de coordinación: en lugar de ser una colección de iniciativas individuales fragmentadas, la creación de la Comisión del Agua de Zaragoza proporcionó una coordinación efectiva de la consulta, la implementación y la evaluación de las diferentes actividades, con el objetivo de lograr un objetivo común.
  • Fomento de la participación pública: el consumo doméstico de agua se identificó como un área clave en la que se podrían hacer ahorros significativos de agua, lo que impulsó la participación de los residentes locales en el trabajo de la Comisión del Agua.
  • Focalización de sectores específicos: en lugar de promover mensajes genéricos de ahorro de agua, las actividades de sensibilización se centraron en grupos de usuarios específicos con información directamente relevante para su negocio o estilo de vida. La producción de guías de difusión para diferentes tipos de consumidores también dio lugar a beneficios e incentivos explícitos de la reducción del uso del agua que deben describirse y promoverse claramente.
  • Liderando con el ejemplo: es probable que los grupos de alto uso y el público en general ignoren las campañas de sensibilización si consideran que las autoridades responsables del agua no están igualmente comprometidas a mejorar su propio rendimiento. Al proporcionar un servicio eficiente y confiable de agua y aguas residuales, las empresas y los residentes estaban más inclinados a contribuir ellos mismos.
  • Ganar compromiso político: la consulta de las principales partes interesadas y la participación del público para reducir el consumo de agua en Zaragoza se mencionaron específicamente en el plan estratégico municipal, con la implementación de muchas actividades que se llevan a cabo a través de las comisiones de la Agenda 21 Local. Un consejo municipal de apoyo permitió que se hicieran compromisos políticos, aumentó la disponibilidad de fondos y proporcionó los medios para generar orgullo público en el logro de la ciudad a través de eventos como la Expo '08.

La participación de la ciudad en los siguientes proyectos también fue relevante:

  • «Switch — Sustainable Water Management Improves Tomorrow’s Cities’ Health», emprende innovación en el área de la gestión integrada del agua urbana en 12 ciudades de todo el mundo para reforzar aún más el compromiso de la ciudad de administrar sus recursos hídricos de manera sostenible.
  • OPTIMIZAGUA — Modelo de referencia para la gestión eficiente del agua (LIFE 2003 ENV/E/000164) preseleccionado como mejor proyecto medioambiental por la CE.
  • AquaNet (ES/07/LLP-LdV/TOI/149053), que dio lugar a una guía para una gestión eficiente del agua.

En los últimos 10 años desde la ejecución del segundo Plan de Gestión del Agua y Mejora de la Calidad en Zaragoza, se ha producido una crisis económica muy importante que ha llevado a una reducción significativa de los ingresos de las entidades locales. Esto ha dado lugar a una disminución apreciable de las inversiones de todo tipo, y en particular las relacionadas con el ciclo del agua. Esto se ha traducido en una estabilización de la situación, pero la mejora se ha ralentizado en gran medida.

Costes y beneficios

No se dispone de una evaluación exhaustiva de los costes. Se dispone de algunos datos para medidas específicas.

Los principales beneficios de las medidas aplicadas son la reducción del consumo de agua y la consiguiente reducción del consumo de energía. Cabe señalar, además, que las mejoras derivadas de la ejecución del Plan de Gestión del Agua y Mejora de la Calidad y el volumen de inversión que suponía, llevaron a considerar que el suministro de agua de Zaragoza se encontraba en un estado adecuado. No exigió mejoras urgentes, lo que de alguna manera contribuyó a que los escasos recursos económicos disponibles para la inversión se dirigieran preferentemente hacia otros sectores que objetivamente presentaban una situación significativamente peor.

La Ordenanza Municipal para la Ecoeficiencia y la Calidad de la Gestión Integrada del Agua (febrero de 2011) guía los planes futuros de ahorro de agua. Actualmente se está revisando. El objetivo es ajustar algunos aspectos que se consideran mejorables con la experiencia adquirida desde su entrada en vigor. Esta revisión no representa un cambio en los principios generales que inspiran dicha ordenanza.

De acuerdo con la Sociedad Municipal Ecociudad Zaragoza, encargada de la gestión del saneamiento, se ha decidido elaborar un plan estratégico que defina los criterios y acciones prioritarias de todo el ciclo del agua en Zaragoza.

Tiempo de implementación

El programa Zaragoza Water Saving City se inició en 1996 y aún está en marcha.

Tiempo de vida

El ahorro de agua es un proceso continuo: es importante dar continuidad a las acciones planificadas y garantizar el mantenimiento (por ejemplo, para limitar las fugas) para mantener bajos niveles de consumo de agua.

Informacion de referencia

Contacto

Victor Bueno
Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad
Ayuntamiento de Zaragoza
Casa Jiménez, 5
50004 Zaragoza, Spain
E-mail: vbueno@zaragoza.es 

Referencia

Zaragoza Municipality and SWITCH (Sustainable Water Management Improves Tomorrow Cities Health) project

Publicado en Climate-ADAPT Nov 22 2022   -   Última modificación en Climate-ADAPT Mar 17 2023


Póngase en contacto con nosotros para cualquier otra consulta sobre este caso de estudio o para compartir un nuevo caso (correo electrónico climate.adapt@eea.europa.eu )

Acciones de Documento